El PROGRESAR ya no existe

El PROGRESAR era una transferencia condicionada de recursos ¬ŅQu√© significa esto? Era un programa para redistribuir riqueza que contaba con condiciones que deb√≠an cumplir lxs beneficiarixs para seguir recibi√©ndolo, en este caso tener entre 18 y 24 a√Īos, tener ingresos familiares menores a 3 Salario M√≠nimo Vital y M√≥vil y, lo m√°s importante, estar estudiando. En el caso de Universitarios se manten√≠a el beneficio con la condici√≥n de alumno regular. Este tipo de programas, que mundialmente han demostrado ser los m√°s efectivos, buscan cortar el ciclo de pobreza estructural en el cual la pobreza contin√ļa de generaci√≥n en generaci√≥n porque lxs hijxs de personas de pocos recursos econ√≥micos no pueden acceder a derechos b√°sicos como la educaci√≥n y la salud. ¬†

Desde este a√Īo se elimin√≥ el PROGRESAR que depend√≠a del ANSES, as√≠ como tambi√©n se eliminaron todas las becas nacionales (agrupadas el a√Īo pasado en la plataforma ARBEC), quedando √ļnicamente una beca nacional renombrada en una estrategia de marketing como BECA PROGRESAR. Esto demuestra una c√≠nica demagogia de nuestros gobernantes, que de esta forma ocultan el recorte en pol√≠ticas de inclusi√≥n educativa y la venden como un aumento del beneficio.

Si bien es cierto que se actualizaron los montos (que estaban congelados desde 2015), prácticamente nada cambió, esta beca tiene características prácticamente idénticas a las antiguas PNBU y PNBB. De esta forma, los estudiantes con más dificultades pronto dejarán de tener apoyo del Estado, sólo lo mantendrán aquellos que, a pesar de sus situaciones sociales (tener que trabajar igualmente para ayudar en su casa, tiempo dedicado a cuidado de familiares, padecer una enfermedad, etc.), logren cumplir los altos requisitos académicos. En conclusión el PROGRESAR desaparece y su nombre se mantiene para un sistema de becas de premio meritocrático y de distribución regresiva. A partir de 2019 se verán las consecuencias de esta política: se estima que la mitad de jóvenes estudiantes perderán sus becas y se les dificultará continuar con sus estudios

La educación es el camino, por ello Argentina necesita tanto de un programa de becas que premie a quienes estudien carreras prioritarias, como un programa social que iguale las oportunidades y garantice el acceso a la educación para lxs jóvenes de bajos recursos económicos. El PROGRESAR no terminaba de cumplir los requisitos para serlo porque para garantizarlo el pago debería llegar cada mes y permitirle a lxs estudiantes pagar con la misma los materiales, el transporte, la comida, etc. Cuando todavía el PROGRESAR necesitaba ser mejorado para cumplir sus objetivos, desaparece para prestarle su al programa de becas nacionales basadas en el rendimiento que termina siendo donde la universidad termina contribuyendo a aumentar la inequidad en la sociedad: quienes tienen más posibilidades para estudiar son quienes obtienen las becas, dejando de lado a aquellos que tienen menos oportunidades.

Por todo esto repudiamos la desaparición del PROGRESAR como transferencia condicionada de ingresos y la reducción de becas nacionales. Premiar al mérito no es una estrategia válida para llegar a la igualdad de oportunidades ni al acceso universal a la educación superior, que creemos que deben ser los objetivos principales de los sistemas de becas nacionales.